Glaucoma y cataratas

La ceguera afecta a los afroamericanos con mayor frecuencia que a los caucásicos y los hispanos. El glaucoma y las cataratas pueden conducir a la ceguera y a graves problemas para los afroamericanos.

Glaucoma y cataratas

El glaucoma es un grupo de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y causar la pérdida de vista y ceguera. El nervio óptico está compuesto de más de 1 millón de fibras nerviosas que transmiten las imágenes que vemos al cerebro. Es necesario tener un nervio óptico saludable para disfrutar de una buena vista. La tasa de glaucoma es cinco veces más alta en los afroamericanos que en los caucásicos. Los afroamericanos tienen 15 veces más probabilidades de desarrollar ceguera causada por el glaucoma que los caucásicos.

El glaucoma suele tener pocos o ningún síntoma. Si se presentan síntomas, éstos pueden incluir:

  • Visión borrosa.
  • Ver un halo alrededor de las luces.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Dolor severo en los ojos.
  • Náuseas y vómitos.

Es importante recibir tratamiento para el glaucoma de inmediato. Con el tratamiento temprano, a menudo se puede evitar la pérdida de la vista. Si el glaucoma no es tratado, puedes empezar a dejar de ver los objetos que se encuentran a un lado o que los verías con el rabillo del ojo. Con el tiempo, la visión de frente puede empeorar y puedes llegar a quedarte ciego.

Las cataratas son una opacidad del cristalino del ojo. A los 80 años de edad, más de la mitad de todas las personas tienen cataratas o se han sometido a una cirugía por cataratas. Los síntomas de las cataratas incluyen:

  • Visión borrosa u opaca.
  • Los colores parecen descoloridos.
  • Mala visión nocturna.
  • Visión doble.
  • Ver un halo alrededor de las luces.

Deberías ir a ver a un oftalmólogo de inmediato si tienes alguno de estos síntomas.

Hay cosas que puedes hacer para ayudar a proteger tu vista:

  • Hacerte chequeos oculares regulares debido a que las enfermedades de los ojos no siempre presentan síntomas. Los afroamericanos mayores de 40 años deben hacerse un examen ocular completo con dilatación al menos una vez cada dos años. Si tienes diabetes, necesitas un examen ocular al menos una vez al año. Pregúntale a tu médico con qué frecuencia deberías comprobarte la vista.
  • Protege tus ojos del sol con gafas de sol y un sombrero.
  • No fumes. Si fumas, trata de dejar de fumar.
  • Controla tu presión arterial.
  • Come alimentos saludables, incluyendo muchas frutas y vegetales de hojas verdes.