Tipos de glaucoma

El glaucoma es una enfermedad donde el daño al nervio óptico puede conducir a la ceguera. La mayor parte del tiempo, se discute como esta enfermedad afecta a los adultos, pero los niños también pueden ser diagnosticados con glaucoma.

Tipos de glaucoma

Hay varios tipos de glaucoma. Los dos tipos principales son el glaucoma de ángulo abierto y el glaucoma de ángulo cerrado. Estos se caracterizan por un aumento de la presión intraocular (PIO) o la presión dentro del ojo.

El glaucoma se puede clasificar según varios factores que te exponemos a continuación:

Tipos de glaucoma según la amplitud del ángulo iridocorneal

Glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado, una forma menos común de glaucoma. Es causado por el bloqueo de los canales de drenaje, lo que da como resultado un aumento repentino de la presión intraocular. El paciente tiene un ángulo cerrado o estrecho entre el iris y la córnea. Esta condición se desarrolla muy rápidamente y los síntomas y daños suelen ser muy notables. Esta enfermedad repentina exige atención médica inmediata.

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto es la forma más común de glaucoma y representa al menos al 90% de todos los casos de glaucoma. Este tipo de glaucoma es causado por una lenta obstrucción de los canales de drenaje, lo que resulta en un aumento de la presión ocular. El paciente tiene un ángulo amplio y abierto entre el iris y la córnea. Se desarrolla lentamente y es una condición de por vida. Normalmente es una condición asintomática.

Tipos de glaucoma según el origen

Glaucoma primario

El glaucoma primario de ángulo abierto, también conocido como glaucoma crónico de ángulo abierto, es el glaucoma crónico simple y puede ser:

  • Glaucoma de alta tensión.
  • Glaucoma de baja tensión.

El glaucoma primario de ángulo cerrado, también conocido como el glaucoma primario de ángulo estrecho o glaucoma congestivo agudo. Puede diferenciarse en:

  • Glaucoma de ángulo cerrado agudo.
  • Glaucoma de ángulo cerrado crónico.
  • Glaucoma de ángulo cerrado intermitente.
  • Glaucoma de ángulo abierto y cerrado ("mecanismo combinado" y poco común).

El glaucoma primario relacionado con el desarrollo se puede dividir en:

  • Glaucoma congénito primario.
  • Glaucoma infantil.
  • Glaucoma asociado con enfermedades familiares hereditarias.

Glaucoma secundario

El glaucoma secundario se refiere a los casos en que otra enfermedad causa o contribuye a un aumento de la presión ocular, lo que resulta en daño al nervio óptico y pérdida de la visión.

El glaucoma secundario puede ocurrir como resultado de una lesión ocular, inflamación, tumor, o en casos avanzados de cataratas o diabetes. También puede ser causado por ciertos medicamentos tales como esteroides. Esta forma de glaucoma puede ser leve o severa. El tipo de tratamiento dependerá de si se trata de glaucoma de ángulo abierto o de ángulo cerrado.

Los tipos de glaucoma secundario son:

  • Glaucoma neovascular: La formación anormal de nuevos vasos sanguíneos en el iris y más canales de drenaje del ojo puede causar una forma de glaucoma secundario de ángulo abierto. El glaucoma neovascular se asocia siempre con otras anomalías, con mayor frecuencia con la diabetes. Nunca se da por sí solo. Los nuevos vasos sanguíneos bloquean la salida del fluido ocular, es decir, la malla trabecular (canal de drenaje del ojo), provocando un aumento de la presión ocular. Este tipo de glaucoma es muy difícil de tratar.
  • Glaucoma facolítico: El glaucoma facolítico es la aparición repentina de glaucoma de ángulo abierto causado por cataratas maduras o hipermaduras, raramente inmaduras. Se cura por la extracción de cataratas.
  • Glaucoma pseudoexfoliativo: Esta forma de glaucoma de ángulo abierto secundario se produce cuando un material escamoso similar a la caspa, se despega de la capa exterior de la lente y entra en el ojo. El material se acumula en el ángulo entre la córnea y el iris y puede obstruir el sistema de drenaje del ojo, causando una elevación de la presión ocular. El glaucoma pseudoexfoliativo es común en las personas de ascendencia escandinava. El tratamiento suele incluir medicamentos o cirugía.
  • Glaucoma de células fantasma: El glaucoma de células fantasma es un glaucoma secundario de ángulo abierto causado por células rojas de la sangre degeneradas (células fantasma) que bloquean la malla trabecular. Después de un episodio de hemorragia vítrea, los productos de degradación de la sangre pueden acumularse en la malla trabecular. Los eritrocitos hemolizados podrían obstruir la salida del humo acuoso y dar lugar a un glaucoma secundario de ángulo abierto conocido como glaucoma de células fantasma.
  • Glaucoma inflamatorio: El glaucoma inflamatorio, también conocido como glaucoma uveítico, es una condición en la que la inflamación ocular provoca elevación de la PIO persistente o recurrente que resulta en cambios anatómicos y fisiológicos característicos del glaucoma primario de ángulo abierto. Los cambios anatómicos incluyen excavación progresiva del nervio óptico con la correspondiente pérdida de la capa de fibras nerviosas de la retina. Cuando los cambios anatómicos progresan más allá de la reserva fisiológica del nervio óptico, los defectos del campo visual se hacen detectables.
  • Glaucoma postoperatorio: Puede deberse a un bloqueo pupilar afáquico o a un bloqueo ciliar.
  • Glaucoma traumático: Una lesión en el ojo puede causar glaucoma secundario de ángulo abierto. El glaucoma traumático puede ocurrir inmediatamente después de la lesión o años más tarde. Puede ser causado por lesiones que magullan el ojo (llamado traumatismo cerrado) o por las lesiones que penetran en el ojo. Además, las condiciones tales como la miopía severa, lesión previa, infección o cirugía previa pueden hacer que el ojo se más vulnerable a una lesión ocular grave.
  • Glaucoma lenticular: Este glaucoma se produce en asociación con la dislocación congénita o traumática de la lente, o con hinchazón de la lente, por lo general debido a la obstrucción mecánica en el ángulo periférico de la cámara anterior. Es decir, es causado por mala posición del cristalino.

  • Glaucoma cortisónico: El glaucoma por corticoides, como su nombre indica, es causado por el empleo terapéutico prolongado de cortisona o derivados.
  • Glaucoma pigmentario: El glaucoma pigmentario es una forma de glaucoma secundario de ángulo abierto. Se produce cuando los gránulos de pigmentos que se encuentran en la parte posterior del iris (la parte coloreada del ojo) se rompen en el líquido claro producido dentro del ojo. Estos gránulos de pigmento diminutos fluyen hacia los canales de drenaje en el ojo y lo obstruyen lentamente. Esto hace que la presión ocular aumente. El tratamiento generalmente incluye medicamentos, cirugía láser o cirugía convencional.
  • Glaucoma refractario: El glaucoma refractario es un tipo de glaucoma díficil de tratar. El término "glaucoma refractario" significa que no responde a los medicamentos y tratamientos típicos, como las gotas para los ojos o los medicamentos orales. Los pacientes con este tipo de condición no experimentan un descenso de la PIO cuando se someten a los tratamientos habituales.
Clasificación del glaucoma

Tipos de glaucoma según el momento de aparición

Glaucoma congénito

Este tipo de glaucoma se produce en los bebés cuando hay un desarrollo incorrecto o incompleto de los canales de drenaje del ojo durante el período prenatal. Esta es una condición rara que puede ser hereditaria. Cuando no es complicada, la microcirugía a menudo puede corregir los defectos estructurales. Otros casos son tratados con medicamentos y cirugía.

Glaucoma juvenil o infantil

El glaucoma juvenil se produce en cualquier momento durante la infancia. A diferencia de los que sufren de glaucoma congénito / infantil, los niños mayores podrán describir mejor su malestar y síntomas. Los síntomas y signos a buscar son:

  • Sensibilidad a la luz.
  • Pérdida de la visión.
  • Problemas de adaptación a la oscuridad.
  • Dolores de cabeza u oculares.
  • Parpadeo excesivo o aplastamiento de los párpados.
  • Enrojecimiento ocular consistente.

Glaucoma del adulto

El glaucoma es un grupo de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y provocar pérdida de visión y ceguera. El glaucoma se produce cuando la presión normal de los líquidos internos de los ojos aumenta lentamente. Sin embargo, con el tratamiento temprano, se pueden proteger los ojos contra una seria pérdida de la visión.

Todo el mundo está en riesgo de desarrollar glaucoma desde bebés hasta ancianos. Las personas mayores tienen una mayor predisposición para el glaucoma, por lo que el glaucoma adulto es el más común entre la población. A partir de los 40 años algunas personas tienen más riesgo de desarrollar la enfermedad.

Tipos de glaucoma según la presión ocular

Glaucoma normotensivo

También llamado glaucoma de baja tensión o de presión normal. En el glaucoma de tensión normal, el nervio óptico se daña a pesar de que la presión del ojo no es muy alta. Todavía no se sabe por qué nervios los ópticos de algunas personas están dañados a pesar de tener niveles de presión casi normales.