Recomendaciones para glaucoma

El glaucoma tiene lugar debido al aumento de la presión ocular y el daño al nervio óptico. Este daño es permanente, pero si se detecta a tiempo, puede minimizarse gran parte del daño.

Recomendaciones para glaucoma

El glaucoma es indoloro y gradual, y la gente a menudo no se da cuenta, ya que suele ser una enfermedad asintomática. Esto se debe a que el cerebro automáticamente "rellena" las lagunas en la imagen visual que son causadas por el glaucoma. Esto puede evitar que la gente vea objetos u obstáculos.

El glaucoma afecta a unos 70 millones de personas en todo el mundo y es la segunda causa de ceguera, habiendo tomado la vista de más de 6 millones de personas.

No hay cura para el glaucoma, pero hay tratamientos disponibles que pueden ayudar a disminuir el deterioro de la vista. Por lo general, estos son en la forma de gotas oculates que tienen la finalidad de ayudar a disminuir la presión del ojo.

El glaucoma puede afectar a personas de cualquier edad y tiene una alta prevalencia a nivel mundial. Las guías de la Sociedad Europea de Glaucoma afirman que al menos la mitad de los pacientes con glaucoma no están todavía diagnosticados y el tratamiento temprano ayudará a reducir la progresión de la afección ocular.

Hay ciertos grupos de población que se encuentran en mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. Los mayores de 45 años, con antecedentes familiares de glaucoma, con miopía severa o las personas africanas, asiáticas o descendientes de hispanos. Es importante realizarse un examen completo ocular cada 2 años si te encuentras en alguno de estos grupos.

Consejos para ayudar a controlar el glaucoma y prevenir la pérdida de visión

1. Recuerda que debes someterte a un examen ocular completo una vez cada 2 años

Es importante hacerse un examen completo de los ojos incluyendo una evaluación del nervio óptico. En muchos casos, pasado el tiempo la gente se da cuenta de que tiene glaucoma, debido a que la pérdida de la visión ha sido lenta y la enfermedad ha trabajado de forma silenciosa causando daños irreversibles.

2. Sé consciente de tu presión ocular y controla cualquier cambio

El daño al nervio óptico es a menudo causado por una presión ocular demasiado alta. Es importante conocer y entender tu presión intraocular individual (PIO), ya que la presión objetiva puede ser diferente para cada paciente individual.

3. Toma los medicamentos como te indique el médico

El glaucoma es una enfermedad de por vida. Con el fin de lograr el mejor resultado del tratamiento, es crucial tomar tus medicamentos según las indicaciones de tu médico de los ojos.

4. Conoce los factores de riesgo del glaucoma

  • Con más de 45 años y con antecedentes familiares de glaucoma.
  • Alta presión intraocular (PIO) marcada por miopía.
  • Herencia asiática, hispana o africana.

5. Visita a un oftalmólogo para asegurar que tu condición ocular se identifica de forma temprana y adecuada

Busca información

Si crees que está en riesgo de glaucoma, el diagnóstico precoz podría ayudarte a asegurar una mayor oportunidad de mantener tu visión. Si ya has sido diagnosticado con glaucoma, el tratamiento adecuado es importante para ayudar a prevenir que la condición progrese aún más.

Consejos para el glaucoma ocular

El aprendizaje acerca de esta condición que afecta a tu visión puede ser molesto. Es importante saber dónde encontrar información fiable y apoyo, además de la que te ofrecen en el hospital. El Real Instituto Nacional de Personas ciegas (RNIB) ofrece apoyo, asesoría y los productos que puedas necesitar.

Busca información acerca de tu condición, los productos recetados, averigua los posibles derechos a prestaciones, ponte en contacto con un asesor capacitado para hacerle una consulta general acerca de tu caso.

La conducción

Es posible que quieras hablar de esto con tu médico de cabecera u oftalmólogo. A menos que hayas sufrido una pérdida significativa de la visión periférica, es probable que seas capaz de continuar conduciendo. Si tienes glaucoma en ambos ojos, debes informar a Tráfico para que organice una prueba del campo visual en un óptico local para comprobar tu visión.

Apoyo en la atención social

Si tienes dificultades con las tareas del día a día debido a la pérdida de la vista, debes ponerte en contacto con el equipo de la administración municipal. Pueden proporcionar consejos útiles y apoyo práctico e informarte acerca de la ayuda financiera que podrías recibir.