Qué es el glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular en la que la presión del fluido en el interior del ojo aumenta, si no se trata, el paciente puede perder la visión, e incluso convertirse en ciego. La enfermedad generalmente afecta a ambos ojos, aunque uno puede presentar signos y síntomas más severos que el otro.

Qué es el glaucoma

Hay un pequeño espacio en la parte frontal del ojo llamado la "cámara anterior". El líquido fluye dentro y fuera de la cámara anterior, nutriendo y bañando los tejidos cercanos. Si un paciente tiene glaucoma, el líquido no drena adecuadamente o drena muy lentamente fuera del ojo. Esto conduce a la acumulación de líquido y a las subidas de presión en el interior de los ojos. A menos que esta presión se reduzca y se controle, el nervio óptico y otras partes del ojo pueden dañarse, lo que conduce a la pérdida de la visión.

Hay dos tipos principales de glaucoma, el glaucoma de ángulo cerrado y el glaucoma de ángulo abierto. El líquido en el ojo fluye a través de una zona entre el iris y la córnea, donde se escapa a través de la malla trabecular, el "ángulo" se refiere a esta área. La malla trabecular está hecha de tejido esponjoso bordeada por trabeculocitos. El fluido se desagua en un conjunto de tubos, conocido como el canal de Schlemm, del que fluyen al sistema sanguíneo.

El glaucoma de ángulo cerrado (glaucoma agudo de ángulo cerrado) puede aparecer de repente, y el paciente comúnmente puede experimentar dolor y rápida pérdida de la visión. Afortunadamente, los síntomas de dolor y malestar hacen el paciente busque ayuda médica, lo que resulta en un tratamiento inmediato que por lo general evita la aparación de cualquier daño permanente.

El glaucoma primario de ángulo abierto (glaucoma crónico) avanza muy lentamente. El paciente puede no sentir ningún síntoma; incluso hasta una ligera pérdida de visión puede pasar desapercibida. En este tipo de glaucoma, muchas personas no reciben ayuda médica hasta que ya se ha producido algún daño permanente.

El glaucoma de baja tensión, es otra forma de glaucoma que los expertos no entienden completamente. A pesar de que la presión del ojo es normal, se produce un daño del nervio óptico. Tal vez el nervio óptico sea más sensible o exista aterosclerosis en el vaso sanguíneo suministrador del nervio óptico.

El glaucoma pigmentario generalmente se desarrolla en la edad adulta temprana o media. Surgen unos gránulos de pigmento en la parte posterior del iris que se dispersan dentro del ojo. Si estos gránulos se acumulan en la malla trabecular, pueden socavar el flujo de fluidos en el ojo, lo que lleva a un aumento de la presión ocular. Correr y algunos otros deportes pueden inquietar los gránulos, que se meten en la malla travecular.

El glaucoma primario significa que no sabemos cuál fue la causa.

El glaucoma secundario significa que la condición tiene una causa conocida, tal como un tumor, diabetes, unas cataratas avanzadas o inflamación.

Qué es el glaucoma y qué lo causa

¿Qué factores de riesgo están relacionados con el glaucoma?

Un factor de riesgo es algo que aumenta el riesgo de desarrollar una condición o enfermedad. Por ejemplo, la obesidad es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, las personas obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes.

  • Vejez: Las personas mayores de 60 años tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Para los afroamericanos, el riesgo se eleva a una edad más joven.
  • Origen étnico: Los asiáticos del este, debido a su profundidad más superficial de la cámara anterior, tienen un mayor riesgo de desarrollar glaucoma en comparación con los caucásicos. El riesgo para los de origen inuit es considerablemente más alto aún. Las personas de ascendencia afroamericana tiene de tres a cuatro veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad en comparación con los americanos blancos. Las mujeres son tres veces más propensas a desarrollar glaucoma que los hombres.
  • Algunas enfermedades y condiciones: Las personas con diabetes o hipotiroidismo tienen una probabilidad mucho mayor de desarrollar glaucoma.
  • Lesiones oculares o condiciones: Algunas lesiones en los ojos, especialmente las más graves, están vinculadas a un riesgo de glaucoma superior. El desprendimiento de retina, inflamaciones oculares y tumores oculares también pueden causar glaucoma.
  • Cirugía del ojo: Algunos pacientes que se sometieron a una cirugía ocular tienen un mayor riesgo de glaucoma.
  • Miopía: Las personas con miopía (visión corta) tienen un mayor riesgo de glaucoma.
  • Corticosteroides: Los pacientes que toman corticoides a largo plazo tienen un mayor riesgo de desarrollar varias enfermedades diferentes, incluyendo el glaucoma. El riesgo es aún mayor con las gotas para los ojos que contienen corticosteroides.