Operación del glaucoma

Todos los procedimientos de cirugía de glaucoma (sean con láser o sin láser), pretenden alcanzar uno de dos resultados fundamentales: disminuir la producción de líquido intraocular (humor acuoso) o aumentar el flujo de salida (drenaje) de este mismo fluido. De vez en cuando, uno de los procedimiento puede lograr ambos.

Operación del glaucoma

Actualmente, el objetivo de la cirugía de glaucoma y otros tratamientos es reducir o estabilizar la presión intraocular (PIO). Cuando se logra este objetivo, el daño a las estructuras oculares, especialmente en el nervio óptico, se pueden prevenir.

Sin importar el tratamiento, el diagnóstico precoz es la mejor manera de prevenir la pérdida de visión debido al glaucoma. Visita a tu profesional de la visión rutinariamente para un examen completo de los ojos, incluyendo una verificación de tu PIO. Las personas con alto riesgo de glaucoma debido a una presión intraocular elevada, antecedentes familiares, origen étnico, edad o apariencia del nervio óptico pueden necesitar visitas más frecuentes al médico.

¿Cuándo es necesaria la cirugía de glaucoma?

Dependiendo del tipo de glaucoma que tengas, hay diferentes opciones de tratamiento que pueden ser consideradas. Las opciones no quirúrgicas incluyen el uso de medicamentos tópicos oculares (gotas para los ojos) o medicamentos orales (pastillas).

La mayoría de los casos de glaucoma se pueden controlar con uno o más fármacos. Pero algunas personas además, pueden requerir cirugía para reducir su PIO a un nivel seguro, para mejorar el flujo de salida o el drenaje de fluidos. Ocasionalmente, la cirugía puede eliminar la necesidad de gotas para los ojos. Sin embargo, es posible que debas continuar con las gotas, incluso después de someterte a una cirugía de glaucoma.

Algunos estudios recientes indican que un procedimiento láser llamado trabeculoplastia con láser selectiva (TLS) puede ser igual de eficaz que las gotas oftálmicas para el glaucoma en la reducción de la presión ocular interna. Esta cirugía láser puede ser considerada como un tratamiento primario, especialmente para las personas que tienen dificultades para cumplir con el estricto horario, normalmente necesario para la administración de las gotas para los ojos.

Otro procedimiento llamado trabeculectomía crea un área de drenaje artificial. Este método se utiliza en casos de glaucoma avanzado donde se ha producido un daño del nervio óptico y la PIO sigue creciendo. Una tercera opción común es una derivación, un dispositivo que un cirujano implanta en el ojo para mejorar el drenaje de líquido.

La cirugía con láser para el glaucoma puede ser obligatoria para abrir los canales de drenaje, lo que ayuda a reducir la alta presión interna del ojo.

Trabeculoplastia con láser

Para aumentar la salida de fluido interno del ojo, un oftalmólogo realiza una trabeculoplastia con un láser que crea pequeños agujeros en el ángulo de filtración del ojo, donde está la córnea y el iris.

Un procedimiento más nuevo es la trabeculoplastia selectiva con láser, la cuál crea un daño mínimo por el calor al tejido adyacente, lo que generalmente significa que el procedimiento se puede repetir de forma segura.

La trabeculoplastia con láser usualmente se realiza como un complemento del tratamiento en curso con colirio de un paciente.

Los estudios están ahora investigando si la TLS se podría utilizar de forma rutinaria como tratamiento de primera línea para el tratamiento del glaucoma de ángulo abierto y otros tipos de glaucoma, incluso antes de que se utilicen las gotas para los ojos.

trabeculectomía, Trabeculotomía y goniotomía

Tu oculista te puede recomendar una incisión quirúrgica en el sistema de drenaje del ojo para crear nuevos canales con la finalidad de obtener un mayor flujo normal de líquido. Para lograr este objetivo, la trabeculectomía consiste en la extirpación parcial del sistema de drenaje del ojo.

La trabeculectomía es el procedimiento en caso de láser quirúrgico más común realizado para el glaucoma cuando la presión intraocular ya no está controlada por las gotas oculares, pastillas o trabeculoplastias con láser. La cirugía de glaucoma crea una apertura para el drenaje de líquido.

La trabeculectomía crea una fuga "controlada" de líquido (humor acuoso) desde el ojo, que se filtra debajo de la conjuntiva. Aparece una pequeña "ampolla" conjuntival (burbuja) en la unión de la córnea y la esclerótica (limbo) donde se realiza esta válvula producida quirúrgicamente.

La trabeculotomía es lo misma que una trabeculectomía, excepto que en la primera, se hacen incisiones sin extracción de tejido.

Normalmente se utiliza una goniotomía para los bebés y niños pequeños, cuando necesitan una lente especial para ver las estructuras del ojo interior para crear aberturas en la malla trabecular y permitir el drenaje de fluidos.

Iridotomía e Iridectomía

En una iridotomía, se utiliza un láser para crear un agujero en el iris para mejorar los pasajes de drenaje bloqueados por una porción del iris.

Una iridectomía implica la extirpación quirúrgica de una pequeña pieza del iris que permite un mejor flujo de líquido en los ojos con glaucoma de ángulo estrecho.

Derivaciones e Implantes para el glaucoma

Las derivaciones e implantes son pequeños dispositivos que se insertan quirúrgicamente en el ojo durante una trabeculectomía para aumentar el flujo de salida del líquido intraocular y reducir la presión ocular alta.

Glaucoma cirugía

Los dispositivos, por lo general están hechos de materiales como la silicona, el polipropileno o metales biocompatibles, estos crean un pasaje alternativo para que la acuosa pueda escapar del ojo, evitando el daño u obstrucción de los canales de drenaje de filtración del ojo.

El término "implantes de glaucoma", a veces se utiliza para describir las derivaciones e implantes, pero también describe pequeños dispositivos implantados en el ojo, que están diseñados para proporcionar una liberación sostenida con la finalidad de reducir la presión ocular.

Las complicaciones de estos implantes pueden incluir la creación de una presión demasiado baja para la correcta funcinalidad del ojo (hipotonía). Los implantes también pueden ser colocados demasiado cerca de la parte frontal de la superficie del ojo, causando erosión corneal. También pueden causar erosiones en los tejidos oculares donde han sido colocados.

A pesar de estos riesgos, las derivaciones e implantes para el glaucoma generalmente son seguros y eficaces y pueden reducir o eliminar la necesidad de medicamentos diarios.

Las derivaciones e implantes que han ganado la aprobación de la FDA para la cirugía de glaucoma en los EE.UU. o que actualmente están en ensayos clínicos incluyen:

Dispositivo de filtración Ex-Press

Presentado por Alcon, esta es una miniatura, derivada de acero inoxidable para la cirugía de glaucoma que ha sido aprobada por la FDA desde el año 2002. Sobre el tamaño de un grano de arroz, el Ex-Press se implanta debajo de una pequeña cubierta creada en la esclerótica, sustituye a la malla trabecular dañada y permite que la acuosa salga del ojo con mayor libertad para bajar la PIO.

En un estudio publicado a principios de 2012 que comparó la implantación del dispositivo Ex-Press con la trabeculectomía convencional, ambos procedimientos proporcionaban un control de la PIO similar, pero el Ex-Press tenía una menor tasa de complicaciones y necesitaba menos medicamentos para el glaucoma después de la cirugía.

Sistema de tratamiento DeepLight

Fue desarrollado por SOLX, el Sistema de Tratamiento de Glaucoma DeepLight combina el uso de energía láser de zafiro de titanio para abrir el ángulo de filtración del ojo e insertar en un hueco un micro-implante de oro. La derivación crea un canal artificial para permitir el drenaje de líquido y aliviar la presión del ojo. El láser y la derivación también se pueden utilizar por separado.

El sistema láser SOLX, que recibió la aprobación de la FDA en septiembre de 2008, es similar a la trabeculoplastia láser selectiva, en que sólo las células pigmentadas están dirigidas, evitando el daño térmico potencial al tejido contiguo. El DeepLight con Micro-derivación funciona de forma diferente de otros tipos de implantes de glaucoma, porque el drenaje se limita al interior del ojo con la idea de reducir las complicaciones quirúrgicas.

El sistema combinado tiene la certificación de marca CE para su uso en Europa y actualmente está siendo sometido a ensayos clínicos de la FDA en los Estados Unidos.

iStent trabecular Micro-Bypass

Este sistema de derivación de Glaukos Corp. está disponible en Europa para el tratamiento del glaucoma de ángulo abierto. El dispositivo también está disponible comercialmente en los Estados Unidos y Canadá para su uso en conjunción con la cirugía de cataratas para la reducción de la PIO en pacientes con glaucoma leve o moderado de ángulo abierto.

Hecho de titanio de grado quirúrgico, el iStent se coloca en una zona interna del ojo conocida como el canal de Schlemm para restablecer un flujo más normal de los fluidos dentro del ojo.

Durasert

En junio de 2011, pSividia Corp. anunció un ensayo clínico en fase temprana de su implante Durasert. El implante bioerosionable se inserta debajo de la conjuntiva escleral y está diseñado para proporcionar una liberación sostenida a largo plazo de la medicina latanoprost, reduciendo o eliminando la necesidad diaria de medicar el ojo con gotas.

Micro-implante CyPass

En julio de 2011, Transcend Medical anunció que había obtenido financiación adicional para un gran estudio clínico en Estados Unidos y ensayos internacionales en curso de su dispositivo CyPass.

El dispositivo CyPass está diseñado para ser insertado en el ojo durante la rutina de la cirugía de cataratas para pacientes con cataratas que también tienen glaucoma de ángulo abierto.

Hydrus Microstent

Este pequeño implante, está siendo desarrollado por Ivantis, es aproximadamente del tamaño de una pestaña y está siendo probado en los EE.UU. para el tratamiento del glaucoma primario de ángulo abierto.

El procedimiento Hydrus es menos invasivo que la cirugía de glaucoma tradicional y puede realizarse durante la cirugía de cataratas utilizando las mismas incisiones microquirúrgicas, según la compañía.

Cirugía de Glaucoma no penetrante (NPGS)

Diversas técnicas quirúrgicas innovadoras alteran los canales de drenaje del ojo, mejorando el flujo de fluidos con una penetración mínima sólo en el ojo.

Estos métodos quirúrgicos implican incisiones superficiales que no penetran en el ojo tan profundamente como, por ejemplo, una trabeculectomía. Los defensores de esta técnica dicen que hay un menor número de complicaciones, ya que estos procedimientos son menos invasivos.

La esclerectomía profunda implica una incisión mínimamente invasiva en el blanco del ojo (esclerótica), una parte de la cual se elimina para crear un espacio de drenaje para el alivio de la presión del ojo.

Un nuevo método quirúrgico conocido como viscocanalostomía crea una abertura para la inserción de un material altamente flexible, similar a un gel conocido como viscoelástico, que ayuda a proporcionar suficiente espacio para el drenaje adecuado y el alivio de la presión ocular.

Futuro del tratamiento del glaucoma

Los especialistas en glaucoma tienen puntos de vista diferentes sobre el uso de medicamentos, láser e intervención quirúrgica para controlar el nivel alto de la PIO.

Algunos especialistas en glaucoma, por ejemplo, dicen que los costes a largo plazo de los tratamientos farmacológicos que implican gotas para los ojos pueden ser una carga económica que puede ser compensada con el uso de los tratamientos con láser.

Otros argumentan que los tratamientos tales como las gotas oculares son mucho menos invasivas, generalmente son eficaces y tienen menos riesgos de complicaciones que los métodos quirúrgicos con láser o no láser. Los resultados del estudio comparan la eficacia a largo plazo de diferentes tratamientos.