Fármacos contraindicados para el glaucoma

El glaucoma es la presión intraocular elevada (PIO) que comprime las fibras del nervio óptico y causa pérdida de la visión. Hay dos tipos de glaucoma: el glaucoma de ángulo abierto y el glaucoma de ángulo cerrado. En el glaucoma de ángulo abierto, el humor acuoso (líquido) drena libremente a través del ángulo creado por el iris y la córnea; La PIO se eleva debido a que la malla trabecular encargada de drenar el fluido a través del ángulo, se bloquea. En el glaucoma de ángulo estrecho, el ángulo se estrecha. La dilatación de un ojo con glaucoma de ángulo estrecho cierra el ángulo completamente. Los medicamentos pueden empeorar los dos tipos de glaucoma.

Fármacos contraindicados para el glaucoma

Gotas oftálmicas con corticosteroides

Las gotas oftálmicas con corticosteroides pueden empeorar el glaucoma de ángulo abierto al dañar la malla trabecular ocular ya anormal. Esto ocurre en la mayoría de las personas con glaucoma de ángulo abierto que utilizan gotas oculares con esteroides. Las gotas con corticosteroides también se deben evitar en las personas con glaucoma de ángulo estrecho.

Los colirios de esteroides pueden causar un aumento de la presión intraocular en personas sin glaucoma que no desaparece incluso después de suspender las gotas. Un pequeño porcentaje de personas, alrededor de un 4 por ciento, que utilizan gotas oculares con esteroides desarrollan glaucoma; estas personas se les conoce como respondedores a esteroides. Las personas que toman estas gotas deben controlarse la presión ocular regularmente para detectar signos de aumento de la misma.

Otros esteroides

Los esteroides por vía oral, cremas de esteroides y los inhaladores de esteroides, todos ellos pueden elevar la presión intraocular del ojo y deben ser evitados por las personas con glaucoma, especialmente aquellas con glaucoma de ángulo abierto.

Medicamentos sin receta para el resfriado y las alergias

Los antihistamínicos y medicamentos para el resfriado y las alergias pueden provocar cierre angular en las personas con glaucoma de ángulo estrecho que no han sido tratadas mediante la cirugía con láser conocida como iridotomía láser. El riesgo es para las personas que, o bien no han sido tratadas o las que no son conscientes de que tienen glaucoma de ángulo estrecho. Todos estos medicamentos causan dilatación de la pupila, que cierra el ángulo y se traduce en un aumento de la presión y dolor severo en el ojo.

Medicamentos para la presión arterial alta

Los medicamentos para tratar la presión arterial alta pueden influir en el desarrollo o exacerbación del glaucoma. Estos fármacos pueden incluir inhibidores de la ECA, tales como catapril, así como los bloqueadores beta, tales como atenolol. Se pide a cualquier persona con glaucoma que evite la hipertensión en desarrollo o que la gestione de manera eficaz con la ayuda de un médico.

Otros medicamentos que causan la dilatación

Muchos medicamentos pueden causar que los ojos se dilaten. Cualquiera de estos tipos de medicamentos son potencialmente dañinos para las personas con glaucoma de ángulo estrecho no diagnosticado o no tratado. Estos incluyen los antidepresivos tricíclicos, los medicamentos que tratan la enfermedad de Parkinson, anticolinérgicos como la atropina, anti-espasmolíticos y medicamentos anti-psicóticos.

Medicamentos contraindicados para el glaucoma

Los fármacos utilizados en el tratamiento de la epilepsia o la enfermedad de Parkinson a veces muestran contraindicaciones para el glaucoma. El topiramato es un ejemplo de un medicamento antiespasmódico que puede causar problemas con la presión ocular. Los medicamentos que contienen sulfa o sulfonamidas a veces pueden también inducir glaucoma.

Algunos medicamentos anticolergénicos para la gestión de los problemas de salud mental están etiquetados con contraindicaciones para el glaucoma. Algunos de estos medicamentos son el haloperidol y otros antipsicóticos, amitriptilina y otros antidepresivos tricíclicos, litio y paroxetina. Ciertos antihistamínicos también entran en esta categoría debido a su acción bloqueadora de los neurotransmisores. Otros antidepresivos que están asociados con contraindicaciones para el glaucoma son la imipramina y algunos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS, tales como el citalopram.

Por lo tanto, todos estos medicamentos pueden tener efectos peligrosos para las personas con glaucoma o aquellas que podrían estar genéticamente predispuestas a desarrollar esta condición. Los pacientes deben ser controlados por sus reacciones a ciertos medicamentos con contraindicaciones para el glaucoma, mientras que aquellos con alto riesgo de desarrollar glaucoma deben tener precaución en el uso de medicamentos que pueden precipitar la condición.