Glaucoma en un sólo ojo

El glaucoma primario de ángulo abierto generalmente afecta a ambos ojos, pero no siempre se desarrollan al mismo tiempo.

Glaucoma en un sólo ojo

Un ojo puede tener un daño glaucomatoso moderado o avanzado, mientras que el otro ojo puede tener muy poco o ninguno. Esta variación en la magnitud de los daños puede causar confusión, y la percepción errónea de que sólo un ojo está involucrado.

Con el tiempo, la mayoría de los pacientes desarrollan glaucoma en ambos ojos. El glaucoma agudo de ángulo cerrado también puede ocurrir inicialmente en un solo ojo, pero hay una probabilidad del 40 al 80% de que el otro ojo desarrolle glaucoma durante un periodo de 5 a 10 años. Por esta razón, el médico puede decidir tratarte el ojo no afectado para evitar un ataque de ángulo cerrado.

Algunos tipos de glaucoma, tales como glaucoma secundario causado por una lesión en el ojo, generalmente afecta a un sólo ojo. Los glaucomas secundarios, tales como el síndrome de Fuch, síndrome de pseudoexfoliación y el síndrome endotelial iridocorneal (ICE) se producen sólo en un ojo durante mucho tiempo, pero pueden ser bilaterales.

Glaucoma de ángulo cerrado

Este tipo de glaucoma, también llamado glaucoma de ángulo estrecho, es una forma menos común de la enfermedad. Se trata de una emergencia médica que puede causar pérdida de la visión al cabo de un día de su aparición.

Se produce cuando el ángulo de drenaje en el ojo (formado por la córnea y el iris) se cierra o se bloquea. Muchas personas que desarrollan este tipo de glaucoma tienen un ángulo de drenaje muy estrecho. Con la edad, la lente en el ojo se hace más grande, empujando el iris hacia adelante y reducirendo el espacio entre el iris y la córnea. Como este ángulo se estrecha, la salida del fluido acuoso se bloquea a través del sistema de drenaje, lo que resulta en una acumulación de líquido y un aumento de la presión ocular.

El glaucoma de ángulo cerrado puede ser crónico (que progresa gradualmente) o agudo (que aparece de repente). La forma aguda se produce cuando el iris bloquea completamente el drenaje del humor acuoso. En las personas con un ángulo de drenaje estrecho, si sus pupilas se dilatan, el ángulo puede cerrarse y causar un aumento repentino en la presión del ojo. Aunque un ataque agudo a menudo afecta a un solo ojo, el otro ojo puede estar en riesgo de otro ataque.

Glaucoma por lesión o trauma

El traumático es cualquier glaucoma causado por una lesión en el ojo. Este tipo de glaucoma puede ocurrir tanto inmediatamente después de una lesión en el ojo, como años más tarde cuando el paciente ni se acuerda de que sufrió una lesión.

Puede ser causado por las lesiones en las que aparece un "moretón" en el ojo, llamadas traumatismo cerrado o por las lesiones que penetran en el ojo.

Las condiciones tales como la miopía severa, lesión previa, infección o cirugía previa también pueden hacer que el ojo sea más vulnerables a una lesión ocular grave.

Glaucoma secundario por síndrome de Fuch

También conocido como síndrome de uveítis de Fuchs, este tipo de glaucomo fue descrito por primera vez en 1906 por Ernst Fuchs que informó de una serie de 38 pacientes con heterocromía del iris, ciclitis y cataratas.

Aunque la etiología exacta sigue siendo desconocida, se han propuesto varias asociaciones, lo que sugiere un proceso de enfermedad multi-factorial, entre las que se incluyen:

  • La disfunción simpática, dado que las lesiones simpáticas pueden ser seguidas por una hipocromia de iris.
  • Toxoplasmosis, dadas las similitudes en las lesiones coriorretinianas entre las dos.
  • El Virus del Herpes simplex.
  • Rubéola intraocular.

Glaucoma secundario por síndrome de pseudoexfoliación

El síndrome de pseudoexfoliación es un trastorno sistémico en el que un fibrilar, es decir, una sustancia proteínica se produce en concentraciones anormalmente altas dentro de los tejidos oculares. Es la causa más común de glaucoma secundario en todo el mundo, y la causa más frecuente de glaucoma unilateral (un solo ojo).

El glaucoma de pseudoexfoliación responde mal a la terapia médica en comparación con otros tipos de glaucoma y puede conducir a la rápida progresión de la lesión del nervio óptico. Debido a la prevalencia y la gravedad del glaucoma de pseudoexfoliación, los oftalmólogos debe examinar el ojo para detectar signos de síndrome de pseudoexfoliación, ya que es un factor de riesgo importante para el desarrollo de glaucoma.

Glaucoma sólo en un ojo

Glaucoma secundario por síndrome endotelial iridocorneal

El Síndrome iridocorneal endotelial comprende un espectro de tres variantes clínicas:

  • Síndrome de Chandler.
  • Atrofia del iris progresiva.
  • Síndrome de Cogan-Reese.

Aunque se ha descrito inicialmente por separado y con manifestaciones clínicas distintas, estas variantes están vinculadas por un defecto fundamental del endotelio corneal como se muestra en los estudios histopatológicos y ultraestructurales. Este trastorno adquirido suele ser unilateral (un solo ojo) y afecta predominantemente a las mujeres a principios de la edad adulta media, aunque se han reportado casos bilaterales y en niños.

La pérdida visual asociada con el síndrome endotelial iridocorneal generalmente es secundaria a cualquier descompensación corneal o glaucoma refractario, que con frecuencia requiere una intervención quirúrgica con tasas de éxito variables.