Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma es un grupo de enfermedades oculares que pueden dañar el nervio óptico. Este nervio envía las imágenes que ves a tu cerebro. Muy a menudo, el daño del nervio óptico es causado por el aumento de la presión en el ojo. A esto se llama la presión intraocular.

Glaucoma de ángulo abierto

La parte frontal del ojo está llena de un líquido claro llamado humor acuoso. Este líquido es producido en una zona detrás de la parte coloreada del ojo (iris). Sale del ojo a través de los canales donde el iris y la córnea se unen. Esta zona se llama el ángulo de la cámara anterior o simplemente, ángulo. La córnea es la cubierta transparente situada en la parte frontal del ojo que cubre el iris, la pupila y el ángulo.

Cualquier cosa que ralentice o bloquee el flujo de este líquido hará que la presión se acumule en el ojo. En el glaucoma de ángulo abierto, el aumento de la presión, a menudo, es progresiva y lenta. Cualquier tipo de glaucoma puede dañar el nervio óptico. El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común de glaucoma.

Glaucoma primario de ángulo abierto

En el glaucoma primario de ángulo abierto se desconoce la causa. El aumento de la presión ocular ocurre lentamente con el tiempo. No puedes sentirlo. Este aumento de la presión empuja al nervio óptico. El daño al nervio óptico causa puntos ciegos en la visión. El glaucoma de ángulo abierto tiende a darse en familias, por lo que se cree que es hereditario. Tu riesgo es mayor si tienes un padre o un abuelo con glaucoma de ángulo abierto. Las personas de ascendencia africana también están en mayor riesgo de padecer esta enfermedad.

Glaucoma secundario de ángulo abierto

El glaucoma secundario de ángulo abierto se produce debido a una causa conocida. Las causas incluyen:

  • Fármacos como los corticosteroides.
  • Gotas para los ojos que los dilatan.
  • Enfermedades oculares tales como la uveítis (una infección de la capa media del ojo).
  • Enfermedades tales como la diabetes.
  • Lesión ocular.

Síntomas del glaucoma primario de ángulo abierto

  • La mayoría de las personas no presentan síntomas.
  • Una vez que se produce la pérdida de la visión, el daño ya es grave.
  • Pérdida de la visión lateral o periférica, también llamada visión del túnel.
  • El glaucoma avanzado puede conducir a la ceguera.

Síntomas del glaucoma secundario de ángulo abierto

  • Los síntomas suelen estar relacionados con el problema subyacente que causa el glaucoma.
  • Dependiendo de la causa, los síntomas pueden ser los mismos que los que se experimentan con el glaucoma primario.

Pruebas y exámenes

La única manera de diagnosticar el glaucoma es mediante un examen completo de los ojos. Por lo general, se administran gotas para dilatar (ensanchar) la pupila. Cuando se dilata la pupila, el oftalmólogo examinará el interior de stu ojo y el nervio óptico. Se puede hacer una prueba para comprobar la presión del ojo, conocida como tonometría.

La presión del ojo es diferente en diferentes momentos del día. La presión ocular puede incluso ser normal en algunas personas con glaucoma. Así que el médico tendrá que ejecutar otras pruebas para confirmar el glaucoma. En las que se pueden incluir:

  • El uso de un lente especial para examinar el ángulo del ojo (gonioscopía).
  • Las fotografías o imágenes de escaneo láser del interior del ojo (Imágenes del nervio óptico).
  • Comprobación de la retina. La retina es el tejido sensible a la luz situada en la parte posterior del ojo.
  • Comprobar cómo responde tu pupila a la luz (respuesta pupilar refleja).
  • Vista 3-D de tu ojo (Examen con lámpara de hendidura).
  • Prueba de la claridad de tu visión (agudeza visual).
  • Prueba de tu campo de visión (medición del campo visual).
Glaucoma primario y secundario de angulo abierto

Tratamiento para el glaucoma primario de ángulo abierto

El objetivo del tratamiento es reducir la presión del ojo.

  • Si tienes glaucoma de ángulo abierto, es probable que te receten unas gotas para los ojos.
  • Es posible que necesites más de un tipo. La mayoría de las personas pueden ser tratadas simplemente con gotas para los ojos.
  • La mayoría de las gotas que se utilizan hoy en día tienen menos efectos secundarios que las utilizadas en el pasado.
  • También puedes tomar píldoras para bajar la presión ocular.

Si las gotas solas no funcionan, es posible que necesites otro tratamiento:

  • El tratamiento con láser utiliza un láser indoloro para abrir los canales donde el líquido fluye hacia fuera.
  • Si las gotas y el tratamiento con láser no funcionan, es posible que necesites cirugía. En esta ocasión deberán dormirte con anestesia general. El médico usará un pequeño instrumento para abrir un nuevo canal de drenaje, con el fin de que el líquido pueda escapar. Esto ayudará a bajar la PIO.

Tratamiento para el glaucoma secundario de ángulo abierto

Si tienes glaucoma secundario, el tratamiento de la causa puede ayudar a que tus síntomas desaparezcan. También puedes necesitar otros tratamientos.

Expectativas (pronóstico)

El glaucoma primario de ángulo abierto no se puede curar. Puedes gestionar y mantener tu vista siguiendo las instrucciones de tu médico. El pronóstico para el glaucoma secundario dependerá de la causa de la condición.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si tienes dolor ocular severo o pérdida súbita de la visión, busca ayuda médica de inmediato.

Prevención

El glaucoma primario de ángulo abierto no se puede prevenir. La mayoría de personas no tienen síntomas. Pero si que puedes ayudar a prevenir la pérdida de visión.

  • Un examen completo de los ojos puede ayudar a descubirir el glaucoma de ángulo abierto en sus etapas tempranas, cuando es más fácil de tratar.
  • Todos los adultos deben hacerse un examen ocular completo a los 40 años.
  • Si estás en riesgo de glaucoma, debes hacerte un examen ocular completo antes de cumplir los 40 años.
  • Debes hacerte exámenes regulares según lo recomendado por tu médico.